Orion







Orión es una constelación, la cual es la cabeza de la familia de constelaciones, ubicada en la región ecuatorial del cielo y ciertamente pertenece a las constelaciones más famosas. 

Se extiende de RA=4h40m a RA=6h20m y DECL=+23grados a DECL=+8 grados.

De algunas formas la parte central de esta constelación recuerda un reloj de arena oblicuo. En el tiempo de invierno, Orión es una magnífica constelación la cual puede encontrarse fácilmente por las tres estrellas que forman una línea construyendo el cinturón del Cazador. El cinturón de estrellas apunta hacia Sirio, la estrella más brillante en la constelación del Perro Mayor, Can Mayor, situado al SE de Orión.
Desde este cinturón cuelga una bien definida daga, la cual es conocida como una de las nébulas más famosas en el cielo: La Gran Nebulosa de Orión (M42)
Orión yace lo suficientemente cerca de la Vía Láctea para ser bastante interesante de verse incluso con telescopios o binoculares de bajo poder.

Adicionalmente al dato dado arriba hay un mapa celeste para ubicar las estrellas y los objetos.
La estrella alfa del hombro de Orión, Betelgeuse, es una gigante roja variable; su brillo varía de magnitud 0.4 a magnitud 1.3 sin un período establecido. Pertenece a las 20 estrellas más brillantes en el cielo. Durante sus pulsaciones el diámetro de la estrella varía de 300 a 400 veces el diámetro del sol.
La pierna del cazador, la beta de Orión, Rigel (árabe: el pie), es una gigante blanquiazul de magnitud 0.08. Esto la hace la sexta estrella más brillante en el cielo y la más brillante en la constelación de Orión. Con telescopios de tamaño medio es posibles distinguir la compañía de Rigel, una estrella de séptima magnitud (los telescopios más pequeños pueden fallar al revelar la compañía a causa del brillo de Rigel).
Esta constelación ofrece un gran número de estrellas binarias y múltiples.
Para los binoculares y telescopios más pequeños las siguientes estrellas son de interés –
- la delta de Orión, Mintaka (árabe: extremo superior de la faja), una estrella blanquiazul de magnitud 2.2 con una acompañante de séptima magnitud.
- la iota de Orión, una estrella de tercera y séptima magnitud formando un doble desigual; en el mismo campo se puede encontrar la doble más ancha Struve 747 – un par de estrellas de magnitudes 5 y 6.
- la lamba de Orión, un par de estrechas estrellas de magnitudes 4 y 6
- la sigma de Orión es una estrella múltiple fenomenal; en los binoculares puede determinarse esta estrella blanquiazul de magnitud 4 y una acompañante de séptima magnitud; usando un pequeño telescopio se revelan dos compañeras cercanas de magnitudes 7 y 10.

Estas estrellas están agrupadas de una manera que lucen como un planeta con lunas. Si la resolución no es muy alta en el mismo campo telescópico de la sigma de Orión, puede verse la estrella triple Struve 747. Consiste en un triángulo de estrellas de magnitudes 8 y 9. Junto con la sigma de Orión esta estrella triple da una agrupación encantadoramente rica.
- NGC 1981, un pequeño grupo de 10 estrellas incluyendo a la binaria Struve 750, un par de estrellas de magnitudes 6 y 8.
- La estrella theta1 múltiple de Orión, la estrella al norte de la daga del Cazador también es llamada Trapezium; está ubicada en el corazón de la nebulosa de Orión. Este grupo de estrellas ha sido formado del gas de la nebulosa, lo cual ahora resplandece en su luz. Los pequeños telescopios (alrededor de 2 pulgadas o más) muestran cuatro estrellas, que van de magnitud 5 a 8, lo cual forma una figura rectangular. Alcances con una apertura de alrededor de 100 mm muestran dos estrellas más de magnitud 11 en este grupo.
A un lado está la theta2 de Orión, un dúo de estrellas de magnitudes 5 y 6. Para determinar la estrecha zeta doble de Orión (Alnitak) en sus partes consistentes, una estrella brillante de magnitud 2.02 y una acompañante de magnitud 4, se requiere un alcance con una apertura de al menos 75 mm y una alta resolución. Más allá hay una compañera más ancha de magnitud 10.
- la Eta de Orión es un par difícil. Son necesarios alcances con una apertura de 100 mm o más para dividirla en sus estrellas de magnitud 4 y 5.
La constelación de Orión se volvió más famosa por su nebulosa. La base de datos Messier ha detallado información acerca de la gran Nebulosa de Orión M42 y M43, la nebulosa DeMarian, la cual es parte de la Nebulosa de Orión.
Alrededor del 21 de octubre de cada año, la famosa lluvia de estrellas orionitas alcanza su cúspide. Por hora pueden verse tanto como 20 meteoros viniendo del límite a la constelación de géminis. Más información acerca de esta lluvia de estrellas y del Chi Orionita, los cuales están activos alrededor del inicio de diciembre puede encontrarse en el calendario de lluvia de estrella por Gary Kronk. (Los lectores en EE.UU. pueden usar el sitio original de Gary Kronk).
CINTURÓN DE ESTRELLAS DE ORIÓN
El Cinturón de Orión supuestamente está ligado a la Gran Pirámide de Egipto.
Las tres estrellas están a la misma distancia de la Tierra.
Rigel, Saiph y Meissa, probablemente se formaron alrededor del mismo tiempo hace uno 10 millones de años de las nubes moleculares que los astrónomos han encontrado en Orión.
Desde el hemisferio norte, las tres estrellas brillantes (Alnitak, Alnilam y Mintaka) en línea recta que forman el Cinturón de Orión son fácilmente visibles en el horizonte sureño en las noches de invierno. La estrella brillante que forma el hombro izquierdo de Orión es Betelgeuse. El nombre de esta estrella quiere decir “La Axila del Central” en árabe, lo cual muestra que como muchas otras constelaciones, Orión fue reconocida a través de muchas culturas.
Colgando del cinturón de Orión está su espada que está hecha de tres estrellas pálidas. La “estrella” central de la espada en realidad no es una estrella en lo absoluto, sino la Gran Nebulosa de Orión, una de las regiones más estudiadas por los astrónomos en todo el cielo. Cerca está la Nebulosa de la Cabeza de Caballo, la cual es una espiral de polvo oscuro en frente de una nebulosa brillante.
Ligando el Cinturón de Orión a la Gran Pirámide – si esto es certero – este alineamiento sigue los patrones geométricos de nuestra Geometría Creativa – la base de todas las cosas en nuestra realidad.
Los faraones de la cuarta dinastía eran adoradores de estrellas y sabían considerablemente más acerca de astronomía que lo pensado anteriormente. La Planicie de las Pirámides de Giza fue planeada como un todo. Las 3 pirámides principales fueron simbólicamente ligadas al cinturón de estrellas de Orión. Puesto que los antiguos egipcios eran altamente espirituales y su arquitectura es simbólica a sus creencias.
ESTRELLAS DE ORION
MINTAKA – Delta Orionis – Palabra árabe para cinturón
ALNILAM – La Estrella del Amazonas – Cinturón de Perlas
ALNITAK – Zeta Orionis – La Faja
BELLATRIX – Alpha Orionis
RIGEL – La 7ma estrella más brillante en el cielo
SAIPH – Kappa Orionis
MEISSA – Lambda Orionis
BETELGEUSE – (Se pronuncia “beetle juice”) – Una estrella roja supergigante a una distancia de alrededor de 600 años luz, se muestra aquí en esta imagen del Telescopio Espacial Hubble que representa la primera imagen directa de la superficie de una estrella diferente del Sol. Mientras que Betelgeuse es más fría que el Sol, es más masiva y 1000 veces más grande – si se colocara en el centro de nuestro Sistema Solar, se extendería pasando la órbita de Júpiter. Como muchos nombres de estrellas, Betelgeuse es de origen árabe. Se deriva de una frase que se refiere al hombro o axila del cazador, el área general ocupada por esta estrella en dibujos de la figura en la constelación. Como una supergigante roja masiva, está acercándose al final de su vida y pronto se convertirá en una Supernova.
ORIÓN MITOLÓGICO


Quizá solamente la segunda a la Osa Mayor, la constelación de Orión es uno de los patrones de estrellas más reconocibles en el cielo del norte. Orión, el cazador, se posiciona por el río Eridanus y está acompañado por sus perros fieles, el Can Mayor y el Can Menor.
Juntos cazan a varios animales celestes, incluyendo a Lepus, el conejo, y a Taurus, el toro. De acuerdo a la mitología griega, Orión estaba enamorado de Merope, una de las Siete Hermanas que forman las Pléyades, pero Merope no tenía nada que ver con él. La vida trágica de Orión terminó cuando pisó a Scorpius, el escorpión.
Los dioses se sintieron mal por él, entonces lo pusieron a él y a sus perros en el cielo como constelaciones. Ellos también pusieron a todos los animales que cazaba cerca de él. Scorpius, sin embargo, fue colocado en el lado opuesto del cielo así Orión jamás se lastimaría con él nuevamente.
En la mitología griega, Orión era un gigante y un gran cazador. Artemis, diosa de la Luna y de la caza, se enamoró de él y descuidó su tarea de iluminar el cielo nocturno.
Su hermano gemelo, Apollo, viendo a Orión que nadaba en el mar retó a su hermana a golpear lo que parecía no ser otra cosa más que un perro entre las olas. Sin darse cuenta de que era Orión, Artemio disparó una flecha y mató a Orión.
Cuando su cuerpo llegó a la orilla, Artemis vio lo que había hecho. Inconsolable, ella colocó su cuerpo en el cielo, junto con sus perros de caza. Su pena se manifiesta en la frialdad y tristeza de la Luna.
Cinco estrellas son de 1er magnitud o más brillantes, 15 son más brillantes que las de magnitud 4. Rigel, Betelgeuse, Bellatrix y Saiph forman el contorno cuadrilátero dentro del cual están tres remotas estrellas de magnitud 1 y 2 del cinturón de Orión – Alnilam, Alnitak y Mintaka. El sur del cinturón es la espada de Orión, en la cual yace la gaseosa Nebulosa de Orión (M42).
El área contiene muchas estrellas dobles incluyendo a Rigel, varias estrellas variables y la oscura nebulosa de Cabeza de Caballo. Un inmenso anillo ovalado de hidrógeno ionizado, la curva de Barnard, rodea la mayoría de Orión.
Algunos dicen que Orión fue producido así: Hyrieus sacrificó un Toro cuando recibió a Zeus, Hermes y Poseidón. Cuando Hyrieus se quedó sin hijos y pidió a los dioses más, ellos orinaron en la piel del toro sacrificado, lo enterraron en la tierra y de ella nació Orión. Orión era de estatura gigante. Poseidón le otorgó el poder de dar zancadas a través del mar.
Orión deseaba casarse con Merope, la hija de Oenopion, hijo de Ariadne, pero a su padre no le gustaba la idea y emborrachó a Orión, le sacó los ojos mientras dormía y después lo arrojó a la playa. Pero Orión fue a la herrería de Hephaestus, y agarró a un joven, lo puso en sus hombros y le pidió que lo guiara hasta la puesta del sol, y cuando él llegó allá fue curado por los rayos del sol.
Algunos dices que Orión tenía confianza en que él era muy hábil en la cacería y dijo que sería capaz de matar cualquier cosa que la tierra produjera. Gaia (Tierra), se enojó con esta presunción, y envió al Escorpión que lo mató.
Otros dicen que fue asesinado por Artemis quien fue retada por Apollo a golpear con sus flechas a un objeto negro en el mar, al que ella no podía ver, y que más tarde descubriría que era la cabeza de Orión.
Todavía otros dicen que Orión fue asesinado por retar a Artemis a un encuentro de quoits, o que ella le disparo por ser violento con Opis, una de las doncellas que había venido desde los Hiperbóreos. También se dice que los dioses estaban celosos porque Orión era el amante de Eos, y por esa razón Artemis lo mató.
También se dice que Orión fue puesto entre las estrellas por Artemis, quien lloró la muerte de él y que el Perro (Can Mayor) fue colocado entre las estrellas para que Orión tuviera compañía en sus cacerías.
ORIÓN EN LA METAFÍSICA
Nuestras almas son multidimensionales. Están teniendo muchas experiencias diferentes, en muchos lugares diferentes, al mismo tiempo.
Si sienten una conexión espiritual a Orión, parte de su alma está experimentando en otra parte del programa de rejilla que forma nuestra realidad – esa parte está en Orión.
Como todo en nuestro universo, la conexión entre Orión y la Tierra – particularmente la Gran Pirámide – está establecida por un diseño o designio. Este diseño está creado matemáticamente por algo que llamamos Geometría Sagrada.
Mucha gente ve a Orión como un lugar en el que tuvieron lugar grandes guerras – o están teniendo lugar ahora ya que el tiempo es irrelevante. Ellos se ven a sí mismos como grandes guerreros en Orión – valientes y fuertes – volando en naves espaciales. Esto quizá es lo opuesto a quienes son en el planeta Tierra, tímidos, con baja auto estima y fácilmente intimidados.
Aquellos que canalizan a entidades que ellos creen que son de Orión – o aquellos que remotamente ven a Orión y se miran a sí mismos allá – en realidad se están conectando con otro aspecto de ellos mismos que está teniendo una experiencia en Orión.
Para leer más acerca del viaje del alma a través de las diferentes realidades de nuestra creación. Orión está ligado a las Cámaras de los Reyes y a los dígitos 12:12.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Please, be kind with your Universe.